Blog de Marketing Digital, Publicidad y Negocios

Diferencias entre un empresario Español y un empresario Estadounidense

No hay que ser un genio para ver que existen notables diferencias entre un empresario español (o latinoamericano) y un empresario estadounidense. Claro que para ser honestos, el ecosistema del emprendimiento en Estados Unidos está mucho mejor preparado para crear empresas en prácticamente todos los niveles. Y por cierto, esta mentalidad está implantada en general entre todos los hispanos.

Desde la financiación, que en su mayor parte está en manos de inversores privados que apuestan por una idea hasta las condiciones de creación de una empresa. En el caso de España la creación de empresas  trae de serie una carga burocrática que es capaz de desincentivar las ganas de emprender. No vamos a entrar en temas fiscales ni la figura del autónomo, una figura prácticamente inexistente en el resto de países, al menos de la forma en que está constituida en España y las altas y obligadas cuotas.

Nos vamos a centrar en la figura del empresario y en la mentalidad del emprendedor que dista mucho a la mentalidad que podemos observar en Estados Unidos.

Ver también: Consejos de emprendedores para tener éxito en los negocios.

¿Cuáles son las principales diferencias de mentalidad entre empresarios hispanos y estadounidenses?

Empresario estadounidense

Empresario estadounidense

1. La Universidad

En España las universidades preparan a los estudiantes para ser profesionales en su profesión con la mentalidad de que así acabarán trabajando para una buena empresa. Incluso en la carrera  De Administración y Dirección de empresas, en último término, no te están enseñando a ser un buen empresario. En todo caso, un buen Directivo de empresa.

En Estados Unidos van a Universidades donde en todo momento se habla de crear su propia empresa, donde conocen a otros futuros empresarios y de donde ya salen sinergias con otros compañeros. Las universidades de Estados Unidos tienen el ecosistema perfecto para incentivar el emprendimiento.

Partiendo de esta sencilla diferencia de mentalidad desde que se entra a la universidad y los motivos por los que se asiste a ella, ya marcan en cierto modo el futuro del estudiante universitario. Creamos trabajadores y funcionarios mientras Estados Unidos crea empresarios.

2. Las ayudas del Gobierno.

El empresario español a menudo espera ayudas del gobierno para crear su propia empresa.

En Estados Unidos no existen apenas ayudas del Gobierno para emprendedores. Allí se basan en la cultura del inversor privado, el cual está dispuesto a invertir en buenas ideas. Por lo tanto, el empresario estadounidense ni espera ni solicita ayudas.

3. Mezclar las finanzas personales con las del negocio.

El empresario español tiene la fea costumbre de mezclar las finanzas de su negocio con sus finanzas personales. A menudo se ven cómo empresas que son rentables a final de mes tienen dificultades económicas. Si gana más en su negocio, gasta más en su vida personal. Pocos son los que se ponen un sueldo como empresarios.

El empresario estadounidense esta lección la tiene aprendida, y por eso sabe que sobre todo en sus inicios, por mucho que gane en su empresa, él va a seguir cobrando lo mismo reinvirtiendo gran parte de sus beneficios en hacer crecer la empresa.

4. El coste de aparentar.

empreseario emprendedor dirigiendo a su equipo

empreseario emprendedor dirigiendo a su equipo

El empresario español prefiere aparentar antes que poseer. ¿Cuál es la mejor forma de hacerle ver al resto de la gente que te va bien en los negocios? Comprando lujos. Un coche nuevo más lujoso, una nueva casa, etc… A menudo, el aumento de su nivel de vida acaba trayendo problemas a su empresa al haber cometido el error anterior (mezclar finanzas personales con las del negocio). Otras veces incurre en créditos y préstamos para aparentar mucho más.

El empresario estadounidense promedio suele tener ya una cultura financiera que le hace estar en paz consigo mismo, no teniendo necesidad de gastar para aparentar. De hecho, siguen la cultura y filosofía de «El Millonario de la puerta de al lado», un libro en el que se explica cómo viven los verdaderos ricos. Y es que rara vez los vas a distinguir por el simple hecho de presumir lujos. Ellos compran lujos cuando estos lujos son un porcentaje muy pequeñito de sus activos.

5. La figura del comercial – Una diferencia enorme entre el español y el americano.

Por algún motivo, al empresario español le duele tener que pagar dinero en forma de comisiones a sus comerciales o vendedores. Lo considera como un gasto de la empresa que se puede ahorrar.

El empresario americano está deseando que el vendedor se haga rico, pues sería señal de que ha hecho rica a la empresa con su trabajo. Consideran ese pago de comisiones como uno de los mejores alicientes para que ese comercial se deje la piel al mes siguiente con la empresa. Este se esforzará en ganar más dinero y como consecuencia, la empresa ganará más dinero.

Probablemente España sea uno de los pocos países donde se ven vendedores con un sueldo inamovible (sin comisiones), y esto es un grave error, pues si un vendedor no tiene una parte de su sueldo en forma variable damos lugar a desincentivar el esfuerzo del vendedor.

6. La mentalidad de crecimiento empresarial.

El empresario español monta su negocio, lo eleva, aumenta sus ventas, se mantiene en la meseta y permanece ahí hasta que el negocio se hunde o es superado por la competencia.

El empresario estadounidense tiene una mentalidad de escalabilidad en los negocios. Este monta una empresa, la eleva y no permanece en la meseta del negocio. Si ha funcionado bien, buscará la forma de replicar el éxito abriendo otro negocio igual, y si tiene capacidad, creará un sistema de franquicias para provocar esa escalabilidad. Este es el motivo por el que Estados Unidos logra convertir pequeños negocios como una hamburguesería en un McDonalds.

Donald Trump: Es más fácil tener éxito que mantenerlo

7. La mala elección de los cargos de responsabilidad.

emprendedora con su equipo de trabajo

emprendedora con su equipo de trabajo

El empresario español tiende a poner en cargos de responsabilidad a personas de su confianza, independientemente de sus nociones para la tarea del cargo. No es extraño ver que un directivo o un jefe de grupo es primo o cuñado del jefe. Esto lleva a que el negocio nunca deje de ser una empresa familiar limitando el crecimiento y las buenas ideas de crecimiento.

En Estados Unidos el sistema de delegación de cargos se basa en la meritocracia. Buscarán siempre al profesional mejor preparado muy por delante de amigos y familiares. Otro motivo añadido para que consigan crear imperios. Todo comienza por rodearse de personas válidas. Los negocios no son un juego individual. Son un juego de equipo y al final gana el que mejor equipo tiene.

8. El negocio vs emociones.

El empresario español tiene su negocio como algo emocional, sentimental y/o espiritual. Es fruto de su esfuerzo, un hijo más el cual tiene que alimentar, desarrollar y mantener. Una vez que se ha acomodado en su negocio dudará venderlo aunque el beneficio sea sustancioso.

El empresario estadounidense tiene su negocio por lo que es, un negocio. Una fábrica de dinero el cual hay que sacarle beneficio, y si hay mayor beneficio vendiéndolo o fusionándolo con otra empresa, no dudará a la hora de hacerlo. Los negocios se basan en dinero.

9. Diversificación.

El empresario español suele limitarse a invertir expresamente en el área que domina. Por eso invierte en esa industria,  reinvierte en la misma industria y si mañana esa industria no funciona, la empresa se va al garete.

El empresario estadounidense se especializa en su industria, pero es consciente de que su supervivencia depende de entrar en otros terrenos. Y suele introducirse en otras industrias aunque no las domine, pues es consciente que el secreto de los negocios se encuentra en saber delegar. Es decir, buscará a profesionales para entrar en otras industrias y así poder diversificar su inversión y su negocio.

Si mañana quiebra su industria principal, podrá seguir haciendo negocios en otras áreas.

En resumen y para comprender mejor las diferencias de mentalidad entre un empresario español y uno estadounidense:

El empresario Español crea una hamburguesa deliciosa, monta su establecimiento y trabaja en él hasta morir o hasta que el negocio muera.

El empresario Estadounidense crea una hamburguesa que para mi punto de vista tiene mucho que mejorar y en poco tiempo crea un Imperio llamado McDonalds.

Este es un artículo revisado y modificado a fecha de 2021 de nuestro artículo original : Diferencias entre un emprendedor hispano y uno de Estados Unidos.

Ver: Cómo crear una experiencia de cliente única al estilo de Molly Bloom, la reina del poker

Fuente: https://negocios1000.com/2021/02/diferencias-entre-empresario-hispano-estadounidense.html

Tags

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Somos un diario digital enfocado en recopilar y redactar noticias sobre el mundo de los negocios y el marketing digital