Blog de Marketing Digital, Publicidad y Negocios

¿Qué son los fondos de emergencia?

Fondos de Emergencia

Los fondos de emergencia pueden ser la solución ideal si nos encontramos en un aprieto económico y no contamos con una fuente de ingresos estable. Hoy, te hablaremos con mayor detalle sobre estos, y te brindaremos un plan de ahorro para que estos nunca falten dentro de tus finanzas.

¿Qué son los Fondos de Emergencia?

Un fondo de emergencia es un ahorro consciente, directo y disciplinado destinado a cubrir eventualidades no previstas.  Este nos puede ofrecer seguridad y tranquilidad financiera al estar disponible para lo inesperado.

Fondos de Emergencia

Permitiéndonos así, evitar la adquisición de deudas con la intensión de resolver cualquier situación fuera de nuestros planes que pueda presentarse.

¿Qué saber antes de tener un Fondo de Emergencia?

Básicamente, los fondos de emergencia son una necesidad cuyo resultado ofrece beneficios justo cuando son más oportunos. Para tenerlos, es importante conocer los siguientes aspectos:

¿Cuáles y Cuántos son mis Gastos Corrientes?

Lo primero que debemos conocer con exactitud son nuestros gastos corrientes. Una disciplina de ahorro requiere una concientización sobre en qué y cómo gastamos nuestro dinero. Una vez que evaluemos nuestros gastos mensuales, podremos conocer nuestra capacidad de ahorro y con ella cuánto podremos destinar para nuestro fondo de emergencia.

¿Cuánto debería ahorrar?

Se recomienda que una vez calculados los expendios mensuales fijos, se pueda fijar la cantidad de dinero que se destinará para este fondo de emergencia.  Lo ideal es que éste pueda alcanzar la cantidad de 4 a 6 veces del monto total de estos gastos.

Cabe destacar que, el propósito principal de este cómputo es el de poder sobrellevar cualquier contingencia, la pérdida de un empleo, una urgencia médica o un imprevisto en el hogar. De modo que, para ello deben establecerse pautas de ahorro que permitan el logro de este objetivo.

¿Dónde puedo guardar este Fondo de Emergencia?

Cuando se habla de planificar un ahorro, lo primero que pensamos es: ¿en dónde puedo guardar mi dinero? ¿Es seguro? ¿Accesible? ¿Me costará?

fondos de emergencia 3 Blog de Marketing online, Marketing Digital, Revista Mercadotecnia online

Muchos piensan en este Fondo de Emergencia como ese dinero que se tiene (algunas veces de forma literal) ‘en el colchón’, caracterizado por ese sentido de disponibilidad, cercanía y subjetividad que representa este tipo de ahorro en las personas.

Pero en la realidad, es que resulta mucho más recomendable un banco o una caja de ahorros para salvaguardar el dinero. Especialmente, porque las entidades financieras aportarían otros tipos de beneficios, tales como intereses, descuentos por nómina (de darse el caso) y el acceso mucho más formal, así como disciplinado a los recursos.

Es decir, estas entidades financieras permitirían desarrollar y perfeccionar las cualidades que deben fomentarse en torno a la creación y crecimiento de los fondos de emergencia, y en la de sus usuarios.

 ¿Qué beneficios obtengo con un Fondo de Emergencia?

A pesar de ser los creadores y consumidores de nuestra propia economía, no tenemos la capacidad de predecir el futuro ni las fluctuaciones que esta pueda traernos. Sin embargo, un fondo de emergencia nos permite anticiparnos, estar preparados y brindarnos la seguridad de poder disponer de ese dinero adicional en caso de necesitarlo.

De esa manera, nos aporta una salida inmediata ante cualquier situación a la que podamos estar expuestos. Siendo una solución que sale de nuestra propia mano y de ese deseo a no sentirnos vulnerables ante lo inesperado.

Lo mejor de todo, es que los fondos de emergencia no nos generan gastos futuros, tasas de interés, o financiamientos no planificados.

¿Cuándo puedo utilizar un fondo de emergencia?

Es importante tener claridad que estos fondos deben destinarse estrictamente para las emergencias en nuestra economía personal. Es así que, una vez establecidas nuestras prioridades, estaremos consientes del cuándo y el cómo disponer de estos recursos.

Además, una vez que los utilicemos, resulta necesario reactivarlos inmediatamente. Ya que, esta práctica aportará salud y bienestar a nuestra economía, brindando tranquilidad financiera, social y personal, que redundarán luego en beneficios de toda índole.

Tags

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Somos un diario digital enfocado en recopilar y redactar noticias sobre el mundo de los negocios y el marketing digital